Cómo escanear tus fotografías antiguas

Conservar esos momentos importantes

Vista de pájaro de un álbum de fotos tradicional con fotos en blanco y negro.

Las fotografías antiguas son una parte increíblemente significativa del viaje único de cada familia. Es muy importante recordar nuestro pasado y de dónde venimos, pero, por desgracia, nuestros increíbles negativos y fotos antiguas suelen estar guardados en un sobre en el fondo de un cajón o en una caja de almacenamiento polvorienta. ¿Por qué no liberar tus viejas fotografías familiares para que puedas contar la historia de tu familia de nuevo? Ya sean fotos de la infancia o de los bisabuelos, hay que apreciar estos destellos de días pasados.

Recuerda que, incluso con el mejor almacenamiento, tus negativos y fotos se deterioran con el tiempo. Puedes evitar la pérdida de tus recuerdos más queridos escaneando tus fotografías, lo que básicamente "congela el tiempo", preservándolas en su estado actual y evitando que se decoloren o dañen. Además, una vez digitalizadas tus preciadas imágenes, puedes retocarlas para que vuelvan a brillar.

¿Listo para empezar? A continuación te explicamos cómo puedes escanear tus viejas fotografías y convertirlas en un bonito fotolibro o album de fotos.

 


 

Elige tus fotos

Puede que tengas todo tipo de fotos antiguas por ahí y no hace falta que las escanees todas. Escoge tus favoritas, las que realmente destaquen y signifiquen algo para ti y tus seres queridos. No te olvides de preguntar a tu familia qué pueden tener guardado también. Una vez que hayas recogido y seleccionado tus fotos, empieza a estructurarlas - puedes ordenarlos cronológicamente, por miembro de la familia o por tema.

 

Decide tu método de escaneo

Opción 1 - Utiliza un escáner tradicional

Utiliza un escáner que tengas en casa o uno en un servicio especializado de impresión y escaneo. Si lo haces en casa, familiarízate con tu escáner y con el sistema de gestión de fotos de tu ordenador. Haz algunas pruebas y juega con diferentes ajustes de color y retoque hasta que domines el proceso de conservación de las queridas fotografías de tu familia.

Opción 2 - Escanea tus fotografías con tu teléfono

Para ello, necesitarás un smartphone con una cámara de alta resolución y una aplicación como Photo Scanner, Photo Scanner App de Photomyne o Google PhotoScan. Con estas aplicaciones, puedes abrir la función de teléfono de tu cámara y tomar una fotografía de tu imagen original. A partir de ahí, la aplicación podrá ayudarte a recortar, enderezar y retocar la imagen, facilitando aún más la restauración de tus viejas fotografías. Añade fotos directamente desde la biblioteca de fotos de tu teléfono a tu proyecto con nuestro estudio de diseño MILK para móviles que te permite crear un proyecto en un dispositivo móvil de principio a fin, o puedes optar por alternar entre las plataformas.

Comprueba que las imágenes escaneadas por una aplicación móvil tengan una alta resolución. Recomendamos una resolución de imagen de 300ppi para obtener los mejores resultados. Consejo: Busca aplicaciones desarrolladas específicamente para fotos y que indiquen claramente que producen escaneos de alta calidad o de alta resolución.

 

Ten en cuenta lo siguiente:

1. Asegúrate de escanear con la mayor resolución posible.

2. Elimina con cuidado el polvo o los restos de la superficie de tus fotografías antes de escanearlas.

3. Coloca las imágenes lo más rectas y planas posible en el escáner.

4. Asegúrate de tener escaneada toda la fotografía; siempre puedes recortarla después.

 

Si tienes alguna fotografía con notas manuscritas, fechas o mensajes significativos en el reverso, asegúrate de darles la vuelta y escanear también el reverso; a veces son tan importantes como las propias imágenes especiales.


Crea tu fotolibro o album

Ahora que tienes tus imágenes escaneadas y digitalizadas, puedes elegir un album o fotolibro familiar para mostrarlas, permitiéndote compartir el pasado con tus seres queridos. Puedes personalizar completamente tu álbum, eligiendo el material, la cubierta, el texto y el diseño para que cuente la historia de tu familia de la forma que tú quieras. Además, tendrás la tranquilidad de saber que tus imágenes están a salvo, almacenadas tanto en un ordenador como físicamente en un elegante álbum. Además, todos los álbumes y libros de fotos MILK impresos vienen con un folioscópio digital gratuito que puedes compartir fácilmente en línea. Simplemente comparte el enlace a través de las redes sociales o copia el enlace y envíalo a tus amigos y familiares.

 

Ve cómo otros han conservado sus fotos antiguas con MILK


¿Listo para comenzar tu legado?

 

Quizás también te interese...


ARRIBA